miércoles, 27 de julio de 2016

# 47 (16) La otra vida de Ned Blackbird





Título: La otra vida de Ned Blackbird
Autor: Alexis Ravelo
Editorial: Siruela (Nuevos Tiempos)
Número de páginas: 184
ISBN: 9788416465866








Sinopsis

En La otra vida de Ned Blackbird, Alexis Ravelo juega con los límites de la realidad, poniendo la intriga novelesca al servicio de un doble objetivo: la amenidad y la inquietud.

Un profesor de filosofía acepta un puesto en la Universidad de Los Álamos sin saber que de esta manera está abriendo una puerta al infierno. Tras alquilar un viejo apartamento, el profesor comienza a seguir el rastro de la anterior inquilina, escarbando en una historia de amores imposibles y tribulaciones creativas que pondrán a prueba su cordura. Además, a medida que va adentrándose en la intimidad de la maestra, se verá obligado a enfrentarse a una serie de hechos extraordinarios que le atañen personalmente y le obligan a cuestionarse su propia identidad.

En un homenaje a ritmos y atmósferas expresionistas, La otra vida de Ned Blackbird conjuga lo fantástico, lo metaliterario y lo intimista, en un juego de espejos que indaga en algunos de los temas clásicos de la literatura: la memoria, la creación artística, el amor, el erotismo o el poder de la palabra. 


Autor

   Alexis Ravelo (Las Palmas de Gran Canaria, 1971) cursó estudios de Filosofía Pura y asistió a talleres creativos impartidos por Mario Merlino, Augusto Monterroso y Alfredo Bryce Echenique. Dramaturgo, autor de tres libros de relatos y de varios libros infantiles y juveniles, ha logrado hacerse un hueco en el panorama narrativo actual con sus novelas negras, que han merecido diversos reconocimientos, entre ellos el prestigioso Premio Hammett a la mejor novela negra por La estrategia del pequinés.  
Fuente: Ediciones Siruela 

Impresiones

Me resulta tremendamente difícil escribir esta reseña debido a que La otra vida de Ned Blackbird es una novela que me ha maravillado, es exquisita la mires por donde la mires y ha sido un verdadero placer sumergirme en sus páginas.

Muchas veces acabas un libro y tienes tantos que no sabes cuál escoger. Esto me pasó el jueves pasado, encendí el lector y recordé que tenía este libro no sé el tiempo; no tenía planeado leerlo en breve pero de esas cosas que empiezas a leer y no puedes parar y, cuando paras (más que nada porque no hay más páginas), te sientes vacía, deseas poder seguir leyendo y lamentas haberlo leído tan rápido. Es de esos libros que estoy segura que compraré para mi biblioteca en papel y que leeré alguna vez más.

Carlos Ascanio es un profesor de filosofía que acepta un puesto en la Universidad de Los Álamos intentando así huir de su vida cotidiana durante un breve período de tiempo. Alquila un apartamento por un módico precio ya que en él aún permanecen las pertenencias de su anterior inquilina fallecida recientemente. Una noche escucha teclear en una máquina de escribir y no tarda en preguntar a un vecino quién vive en el apartamento de al lado y teclea por la noche. Su sorpresa viene cuando, aparentemente, nadie en el edificio tiene esta costumbre, excepción hecha de la antigua ocupante de su propio piso, Celia Andrade. Esto hace que Carlos empiece a indagar sobre ella y sobre su vida, revolviendo en sus pertenencias y "violando" sus recuerdos hasta el punto de convertirse en una obsesión para él y absorberle casi todo su tiempo.

La novela está compuesta por cuatro partes: Mecanografías, Novelerías, Correspondecias e Inventarios, todas ellas con capítulos muy cortos en los que Alexis nos va desgranando la historia de vida de Celia y de Carlos sirviéndose de diferentes voces narrativas tales como la de un amigo de Carlos que nos narrará la historia en primera persona, cartas escritas en primera persona por Celia y Amado y también encontraremos un narrador omnisciente (en realidad se trata del amigo de Carlos) que se hará cargo de algunos de los capítulos.

En mi opinión hay dos temas constantes a lo largo de toda la lectura. Uno de ellos es la metaliteratura, encontramos múltiples referencias a otros autores a lo largo de sus páginas, sobre todo aquellos que escribían tras un seudónimo esas pequeñas novelas, normalmente del oeste, que se podían comprar en quioscos y estancos, como las de Marcial Lafuente y Silver Kane (seudónimo de Francisco González Ledesma). Me ha gustado recordarlas ya que mi padre era un gran aficionado a ellas, he crecido viéndolas por casa y no descarto preguntarle dónde las guarda e incluso leer alguna.


El otro gran tema que encontramos es la historia de una mujer "moderna" para la época en la que tuvo que vivir: una mujer independiente, con las ideas muy claras acerca del papel que quiere representar en su vida, una mujer que rechaza de plano el matrimonio, que no el amor, y que hace lo que quiere sin importarle las opiniones de los demás. Yo diría que en el fondo subyace una pequeña crítica al machismo existente en la sociedad de hace algunos años y que, desgraciadamente, todavía esta muy presente en esta en la que vivimos.

En La otra vida de Ned Blackbird el autor crea una atmósfera especial, con olor a viejo, a soledad, creando en tu cabeza un ambiente cargado por el humo del tabaco, con una iluminación escasa, apenas los rayos de sol que entran por las rendijas de las persianas y consigue que seas capaz de imaginar perfectamente a estos maravillosos personajes, perfilados a la perfección, hasta el más mínimo detalle: por un lado, Celia, escribiendo sin parar en su apreciada máquina de escribir; por el otro, Carlos, leyendo sin parar, día tras día, la correspondencia y los diarios de aquella. Una personalidad fuerte e independiente frente a otra timorata y pusilánime. Personajes que no se entienden el uno sin el otro, están unidos por un hilo tan invisible como sólido que nos harán confundir la realidad y la imaginación.

No nos encontramos ante una novela con una historia sino con varias, una dentro de la otra, como si de una muñeca rusa se tratara. La otra vida de Ned Blackbird es una novela que habla de amor, de desamor, de libertad e independencia, de literatura, del destino y los sueños...una novela que habla de la vida y que te hará plantearte qué es realidad y qué ficción. 

En cuanto a la escritura de Alexis...qué decir! Ya me sorprendió cuando leí sus novelas negras pero ahora me ha maravillado. Nos vamos a encontrar una narración casi perfecta, medida, cuidada, donde no falta ni sobra una coma, con un lenguaje tan bonito, una ambientación que te mete de lleno en la situación que estás leyendo y una forma de narrar tan maravillosa que, como he dicho anteriormente, me ha dado pena dejarla ir. En algunos momentos me ha recordado a Zweig pero, a fuerza de ser sincera, me ha gustado muchísimo más.

No puedo menos que recomendaros a todos su lectura, no os va a decepcionar en absoluto, es de esos libros que hay que leer sí o sí. También me gustaría agradecerle a Alexis que comparta con nosotros tanta belleza, ha sido un auténtico placer leer esta novela.

Mi valoración: 10/10
     

14 comentarios:

  1. Hola Eyra:

    Me apunto autor y título. No conocía a Alexis Ravelo pero la novela que de él comentas tiene muy buena pinta. Además me gusta el asunto ese de los autores que bajo el franquismo escribían bajo seudónimo esas novelistas de kiosko. No sé tu padre, pero en mi caso la afición -el vicio, más bien- de leer la tengo en la memoria unida a estas novelitas que de adolescentes íbamos mis hermanos y yo a cambiar a los kioskos de la palza del mercado de mi ciudad, Salamanca, por otras distintas. El cambio se hacía entregando una pequeña cantidad de dinero, creo recordar que 50 céntimos de peseta. En fin, me has hecho recordar momentos ya lejanos.
    Y en cuanto a Alexis Ravelo, yo que viví durante tres años en Las Palmas, ciudad a la que afectivamente me encuentro muy unido, haré caso de tu categórico mensaje: lo he de leer sí o sí.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Uauuuuu, todo un pleno. Pues si cae en mis manos la leeré porque ya conozco la prosa de este autor. Besos

    ResponderEliminar
  3. Aún no he leído a Ravelo y chica,con esta reseña,puede que me estrene con este libro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Todavía no me he estrenado con este autor, tengo algún libro suyo pendiente así que primero probaré con los que tengo
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Con esta reseña me lo apunto si o si. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  6. No lo conocía pero es difícil no llevárselo, además me parece curiosa la historia.

    Besits

    ResponderEliminar
  7. Yo no me voy a resistir. No me he estrenado con el autor y después de tu reseña y lo que has vertido en las redes, me lo llevo de cabeza.
    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa!
    No me suele gustar leer novelas tan cortitas pues siempre me quedo con ganas de más, pero esta no me importaría darle una oportunidad. Besotes

    ResponderEliminar
  9. Así como me voy a quitar pendiente? Me lo estais poniendo muy díficil... Pues eso, que me lo llevo!
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. He leído una de sus novelas negras y me gustó muchísimo el estilo de este autor, así que ya tenía fichadito este título. Y ahora más tras tu extraordinaria reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. Ya te había leído en las redes lo encantada que estabas con este título. Mäs que apuntado! Además, leí hace un tiempo La estrategia del pequinés, que me gustó mucho

    ResponderEliminar
  12. Me encanta Alexis y esta novela la tengo en espera porque me apetece mucho. Has hecho una muy buena presentación. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Creo que este es el único libro que me falta del autor, y no tengo duda de que caerá, en cuanto haga un poco de hueco
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Tengo delito. Aún no me he estrenado con este autor. A ver si consigo leer algo de él, y si es esta, aún mejor.
    Buena reseña, guapa.
    Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por la visita y el comentario. Una cosita: no publicaré comentarios que falten al respeto y tampoco aquellos que incluyan enlaces a otros blogs pidiendo seguimiento. Gracias a todos por colaborar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...