Ritos funerarios, Hannah Kent

enero 11, 2018

Conocí esta novela gracias a un tuit de Esther (Buscando mi equilibrio) y llegó a mis manos en forma de regalo de cumpleaños gracias a Carol (En tus libros me colé). Me llamaba tanto la atención que no tardé en leerlo y ya os digo que me ha encantado. Aquí os dejo mis impresiones.

Ficha técnica


Título: Ritos funerarios
Autor: Hannah Kent
Traductor: Laura Vidal
Editorial: Alba editorial
Número de páginas: 366
ISBN: 9788484289715
PVP: 19,50 euros

Sinopsis

Basada en la historia real de la última mujer decapitada en Islandia, acusada del brutal asesinato de dos hombres, Ritos funerarios es una novela de suspense y pasiones íntimas con el trasfondo del paisaje helado de la Islandia del siglo XIX.
Agnes, mientras espera la hora de su ejecución, es confinada en la granja de un matrimonio y de sus dos hijas. Horrorizada, la familia ni siquiera quiere hablar con ella. Tan solo el joven ayudante de un pastor intenta comprenderla y salvar su alma. A medida que sus conversaciones progresan y el invierno deja su huella, el dilema se afianza: ¿fue Agnes culpable o no de los terribles hechos de que la acusan?

Fuente: Alba Editorial

Impresiones

¿Cómo te comportarías si supieras que vas a morir, si supieras que tu cabeza va a ser separada de tu cuerpo por el filo de un hacha? ¿Cuáles serían tus deseos, tus anhelos y tus esperanzas? Y tus pensamientos sobre aquellos que te han condenado, ¿los perdonarías o les desearías un destino incluso peor que el tuyo? ¿Cuál sería tu consuelo? Estas preguntas y alguna más son las que se nos plantearán durante la lectura de esta novela.

Dicen que debo morir. Dicen que le robé el aliento a unos hombres y que ahora ellos deben robarme el mío. Supongo, entonces, que todos somos llamas de vela, brillantes de grasa, parpadeando en la oscuridad y en el aullido del viento, y en la quietud de la habitación escucho pisadas, pisadas espantosas que se acercan, que vienen a apagarme y a sacarme la vida del cuerpo en forma de corona de humo gris. Me fundiré con el aire y con la noche. Nos apagarán a todos, uno a uno, hasta que quede únicamente su luz, bajo la que se ven ellos. ¿Dónde estaré yo entonces?
A veces me parece verla otra vez, la granja, ardiendo en la oscuridad. A veces siento la punzada del invierno en los pulmones y me parece ver las llamas reflejadas en el océano, esa agua tan extraña, tan trémula por la luz. Hubo un momento aquella noche en que me volví a mirar. Me volví a mirar el fuego, y si me la lamo la piel, aún noto el sabor a sal. A humo.
No siempre ha hecho tanto frío.
Oigo pisadas.

Con este estremecedor prólogo comienza esta soberbia novela. Agnes piensa en su condena y recuerda la noche en la que ocurrió todo. Ella junto con Fridrik Sigurdsson y la joven Sigrídur Gudmundsdóttir han sido juzgados y condenados por robo, incendio y el asesinato de Natan Ketilsson y Pétur Jónsson, su condena: la decapitación. Hasta que llegue ese fatídico momento los condenados son custodiados en casas particulares y reciben la ayuda espiritual de un pastor.
Agnes es enviada a Kornsá a casa del alguacil Jón Jónsson, en la que este reside junto con su esposa y sus dos hijas. La noticia crea un gran revuelo en la familia ya que para ellos es impensable alojar a una condenada por asesinato y al principio se muestran poco hospitalarios con ella; todos excepto la hija mayor, Steina quien siente querencia de ella.

Narrada a dos voces, la de un narrador omnisciente intercalada con la voz de la propia Agnes, esta novela estructurada en trece capítulos acompañados de un prólogo y un epílogo, repasará los hechos acaecidos entre el momento en el que Agnes llega a la pequeña casa y el momento de su ejecución y también conoceremos los hechos que llevaron a esta mujer a convertirse en rea de asesinato.

Esta no es una lectura cómoda más por los interrogantes que crea al lector, por los dilemas morales que este puede llegar a plantearse que por la lectura en sí ya que esta es muy agradable gracias a la exquisita prosa de su autora. Es una lectura dura y esto es quizá lo que me ha llevado a ilustrar esta reseña con la foto que podéis ver al comienzo y es dura no solo por el hecho central de la misma sino también porque nos hace partícipes de las condiciones de vida que existían en la Islandia del siglo XIX y que están perfectamente plasmadas en la novela. Unas condiciones metereológicas yo diría que extremas, unos hogares que apenas cubren las necesidades de las familias y un modo de vida rural en el que perder una oveja es una tragedia debido a la extrema pobreza en la que viven estas personas. La ambientación que vamos a encontrar favorece que nos metamos de lleno en la historia; no visitaremos muchos lugares ya que la acción se desarrolla en la casa que da cobijo a Agnes y en la casa de Natan Ketilsson cuando Agnes nos habla del tiempo en el que vivió allí. Pero esto no es óbice para que nos sentemos junto al fuego a escuchar las conversaciones de esta joven con el pastor o evoquemos con ella sus días en Illugastadir junto a Natan.

Los pasajes que más me han conmovido son los narrados por Agnes, es estremecedor saber por su boca qué siente en estos momentos previos a su ejecución, en estos días que pasa con una familia cuando siempre ha carecido de ella. Agnes los vive como si fuera una persona normal, como si tuviera un futuro, no se compadece de su suerte y aunque al principio se mostraba algo taciturna, poco a poco va cambiando su actitud a la vez que la familia que la acoge, sobre todo Margrét, la esposa del alguacil, también va cambiando con respecto a ella. Hallamos en ella a una mujer agradecida por el respeto con el que se ve tratada y llega incluso a sentirse querida por la familia con la que vive.
Confía en el pastor, no tanto en las creencias de este, y se va abriendo con él hasta contarle cómo se desarrollaron los hechos hasta llegar a ser acusada de asesinato. En estas conversaciones hace gala de una serenidad que para mí sería impensable en una persona en sus condiciones pero creo que en el fondo está convencida de que se conmutará su pena y no llegará al patíbulo.

El lector asistirá a una cuenta atrás sin saber cuándo será ejecutada la sentencia hasta el mismo momento en el que lo saben sus personajes; será entonces cuando Agnes será plenamente consciente de que su vida su acaba, de que no verá una nueva primavera, de que no tendrá hijos, de que no volverá a ver el sol y el motivo de que todo esto no ocurra no será otro que el amor, un amor tan profundo que fue merecedor de su compasión que se llevó su vida con ella.

.Ritos funerarios es una novela que refleja a la perfección las costumbres de la Islandia del siglo XIX; llama especialmente la atención en ella el alto bagaje intelectual de estas personas que aun teniendo muy pocas cosas materiales eran muy ricos en conocimiento. Es una novela que habla de pérdidas, de carencias, de vidas machacadas por el infortunio pero también de compasión, generosidad y amor. Una lectura preciosa aunque pueda parecer contradictorio debido al tema que aborda que no dudo en recomendar.

Imagen tomada de Google



24 comentarios

  1. Acabo de terminar de leer "Los buenos", justo ayer, de la misma autora, y aunque no he leído esta, veo muchos puntos en común entre ambas. Confieso que he terminado muy impactada y sorprendida por el buen hacer de la autora así que este lo leeré también, sí o sí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Le tengo muchas ganas desde hace tiempo, pero todavía no lo he leído, espero no tardar mucho, contáis maravillas de la novela.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Como M.Jesús yo también he leído Los Buenos hace poco.Veo puntos coincidentes como la ambientación rural y la pobreza aunque la trama es totalmente diferente.Me apetece mucho leer esta también.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me apetece mucho esta lectura, no para ahora que no tengo la cabeza para nada, pero sí desde luego cuando consiga centrarme un poco.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Tiene muy buena pinta, pero creo que sería demasiado dura.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ¡UUuf niña, me encanta! No se como no había dado antes con él, me parece fabuloso, de esos que cuando veo en una librería no salgo sin él.

    Un besito cielo.

    ResponderEliminar
  7. Lo leí hará unos 4 años, casi cuando salió (cómo pasa el tiempo) y aún tengo una impresión positiva de él: sí, es duro, pero es una novela muy buena y para ser una opera prima, está muy bien hecha y no siempre es así. Me alegra que más gente se anime a leerlo, ya que poca gente, al ver de qué va, se echa atrás.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Yeyyyyy.
    Lo primero, chica, gracias por la mención, me ha hecho ilusión y todo.
    A mí también me encantó, es que vaya comienzo... ES brutal.
    Es una de las mejores lecturas de 2017, sin duda alguna. Una pasada.
    Me alegra mucho que la hayas disfrutado.
    Gracias y un beso, y otro para Carol, por regalártela.
    Besitossss

    ResponderEliminar
  9. Ainsss, no sé, me llama lo de la ambientación y la historia cultural de Islandia... pero no sé si podría con una novela de este tipo...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  10. Lo tengo fichado en la biblio para este año que el anterior no me dio tiempo. Me parece una lectura fuerte, de esas que no te dejan indiferente no solo por la situación de la protagonista...así que solo espero disfrutarlo tanto como tú ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Me alegro mucho de que la hayas disfrutado, como me llama la ambientación y esa trama... creo que voy a comprar los dos, este y Los Buenos, para cuando acabe esta locura de mes que llevo me apetecen lecturas así... que ya empiezo a saturarme de tanto thriller!
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Uf está claro que es un novelón. El tema es tremendo, sólo de pensar estar en una situación así.
    Sin duda lo requeteapunto
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Estupenda reseña, imposible no querer leerlo con lo que nos cuentas, aunque en mi caso no para este momento, creo que no la disfrutaría, pero más adelante cuando tenga más tiempo sí.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!

    Tiene una pinta realmente curiosa. Yo no sé dónde voy a meter todas vuestras recomendaciones, pero creo que necesitaría ser millonario para tener el tiempo necesario y leer vuestras propuestas.

    Muchas gracias por tu gran reseña. Una vez más, me ha encantado.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Pues me ha quedado muy claro el tipo de libro que es. Me recuerda un poco a Del color de la leche, uno de los libros que más me ha impactado. Es demasiado dura ahora, siempre que quieren cuestionar la pena de muerte buscan una historia de alguien que es inocente o no tan culpable como para eso y claro, pasa lo que pasa. Ahora mismo no estoy para esto, mi actual lectura me está dejando KO.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Me regalaron este libro hace un par de navidades y sigue ahí esperando, pero tengo pensado ponerme con él este año que además es una de las sugerencias que nos han hecho en el blog para leer en 2018 (y creo que fue precisamente Esther quien nos la hizo). Ojalá me guste tanto como a vosotras.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  17. Estoy de acuerdo contigo. Es una gran novela que te incomoda y que te inquieta

    ResponderEliminar
  18. Yo creo que soberbia te ha quedado a ti La reseña. Yo no le había parado la vista encima Pero me la llevo del tirón.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Hola guapa!
    Pinta genial y después de leer tu reseña siento bastante curiosidad por él, pero luego no sé si a mí me gustaría este tipo de lecturas, así que en esta ocasión no me animo a llevármelo, pero me alegro que a ti te haya gustado tanto.

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 

    ResponderEliminar
  20. Qué gran reseña y qué ganas de leerla por todos esos dilemas morales que plantea. Gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
  21. No me había fijado demasiado en este libro y me lo anoto. Me apetece.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  22. Ni idea. No lo conocía. Desde luego la blogosfera es lo que tiene, que vas descubriendo lecturas irresistibles y toca apuntarlas. Muchas gracias por el aporte. Besos

    ResponderEliminar
  23. Me lo apunté en su día, pero entre una cosa y otra todavía no lo he leído, y ahora lo refresco en mi lista, que tu reseña me ha encantado. Un besote!

    ResponderEliminar
  24. Creo que hace un montón que la tengo en el lector. La buscaré que me gusta mucho lo que cuentas. Parece contradictorio que una lectura tan dura pueda ser bonita, esto es la magia literaria.
    Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por la visita y el comentario. Una cosita: no publicaré comentarios que falten al respeto y tampoco aquellos que incluyan enlaces a otros blogs pidiendo seguimiento. Gracias a todos por colaborar!