Qué fue de los Mulvaney, Joyce Carol Oates

mayo 06, 2020

De esta autora había leído Un libro de mártires americanos y tengo que decir que lo empecé con muchas reservas porque me habían dicho que la narración de la autora era muy especial, de esas que o te encanta o la aborreces y a mí me encantó así que no dudé en leer este libro que hoy os comento y que, por cierto, también me ha encantado. Hoy os hablo de Qué fue de los Mulvaney de Joyce Carol Oates.

Ficha técnica


Título: Qué fue de los Mulvaney
Autor: Joyce Carol Oates
Traductor: Carmen Camps Monfà
Editorial: Lumen
Número de páginas: 758
ISBN: 9788426406965
PVP: 23,90 euros

Sinopsis

Los Mulvaney son un ejemplo de familia feliz. El padre es un hombre apuesto, trabajador y sensato; la madre, una mujer encantadora y dicharachera, y los hijos, Mike, Patrick, Marianne y Judd, el broche de oro a un matrimonio idílico. Viven en High Point Farm, una granja de ensueño que será su infierno a partir del día de San Valentín de 1976, cuando un oscuro suceso cambia por completo la vida de Marianne, y los Mulvaney inician su declive. El narrador de la historia es Judd, periodista y el menor de los hijos, quien revela la verdad de su familia y de un país entero.

Fuente: megustaleer

Impresiones

El matrimonio Mulvaney tiene una vida idílica; son felices en High Point Farm, su adorada casa de campo, con sus cuatro hijos. Son una familia acomodada y respetada por su comunidad y también son una familia muy unida, un hogar en el que reina la armonía y donde las canciones y las risas son la banda sonora.
Todo esto se rompe bruscamente el día de San Valentín de 1976 cuando algo le ocurre a Marianne, la única hija del matrimonio; este suceso, que no sabremos exactamente en qué consistió hasta bien entrada la novela, hace que se resquebraje la hasta entonces vida perfecta de los Mulvaney. Toda la narración fluye en torno a ese día pero lo cierto es que es la excusa de la autora para hacernos un detallado retrato de la sociedad americana de los años 70 así como de sus convenciones y prejuicios.

La voz de Judd, el menor de la familia, será la que nos narre esta fascinante historia; nuestro narrador alternará la primera y la tercera persona para relatarnos tanto hechos que él vivió o de los que fue testigo como acontecimientos que le han contado pero que no experimentó en primera persona. La autora utiliza frases elaboradas conformadas con un léxico sencillo pero que incitan a la reflexión por parte del lector, no hay nada dejado al azar en la prosa de Oates, todo tiene un por qué. Otro aspecto a destacar es el ritmo que esta prosa impone a la lectura; es un ritmo cadencioso que va introduciendo al lector en la historia sin prisa aunque tampoco con lentitud hasta que sin darse cuenta está tan metido en la historia que le es imposible dejar de leer. Además de su ritmo, la maravillosa ambientación que enmarca esta novela es otro de los factores que contribuyen a que vivamos la historia como propia; las descripciones que hace la autora tanto de lugares como de personas son cuidadas al detalle favoreciendo que podamos forjarnos una clara imagen de ellas en nuestra mente.

La autora ahonda en la psicología de sus personajes y los construye de un modo magistral que facilita que podamos llegar a entender a la perfección los comportamientos de todos ellos, los compartamos o no y que, incluso, lleguemos a empatizar con alguno de ellos. Sus vidas podrían ser las vidas de cualquiera de nosotros; una existencia feliz que se ve alterada y rota por un suceso que nos atenaza tanto que nos deja sin capacidad de reaccionar frente a él. Así es la historia de los Mulvaney, una familia a la que le costó sangre, sudor y lágrimas poder salir a flote después del acontecimiento que marcó sus vidas.

Las diferencias sociales imperantes en la época, la importancia del dinero para prosperar en la sociedad, el estar predestinado a un determinado tipo de vida por el mero hecho de nacer hombre o mujer, incluso las creencias religiosas son utilizadas por la autora para conformar una aguda crítica social de la institución familiar de la época. Una sociedad plagada de prejuicios y modelos de vida, una sociedad hipócrita que ve bien que los cabezas de familia gocen de una total libertad mientras que sus esposas han de estar sometidas al cuidado de la casa, los hijos y las decisiones del patriarca.

Qué fue de los Mulvaney es una gran novela que disecciona al milímetro el modelo de familia americano de los años 70 por medio de unos personajes fuertes y con mucha personalidad, unas descripciones muy buenas y una prosa magnífica que no dudo en recomendar ya que la he disfrutado mucho.

Imagen tomada de Google

22 comentarios

  1. Buenos días, Eyra:
    A mí Oates me gusta mucho, y mira que sufro con ella!! Es una autora que fascina pese y por su tremenda narrativa, que está cargada de emociones encontradas. Con ella se sufre y se aprende, te engancha y te arrastra a sus mundos. Pero siempre sales contento de haberla leído. Al menos esa es mi opinión.
    Sin duda me llevo este titulo para seguir conociento la producción de la autora.
    Un abrazo, y enhorabuena por tu gran reseña!!

    ResponderEliminar
  2. Hola. Es una de mis autoras favoritas desde Blonde. Esta es una de las novelas qué más me gustan junto con Las hermanas Zinn. Es que tiene una forma de crear personajes impresionante, de los que te parece que son personas reales que conoces. Las historias como dices están muy bien pensadas y tejidas, todo en su sitio.
    Es curioso, porque el libro de los mártires lo empecé y con las mismas volvió a la biblioteca, no sé, no conecté con él. Igual debería volver a intentarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola. Yo leí Desmembrado de esta escritora y me gusto por tanto repetiría encantada. Gracias por tus impresiones.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Entiendo que puede ser una autora difícil por su prosa en la que el lector tiene que poner mucho de su parte, pero eso es lo que me gusta de los escritores, que me respeten lo suficiente como para dejarme participar de su obra y poner mi granito de arena. Que no me tomen por una tarada a la que hay que explicar todo con pelos y señales. Es por eso por lo que Joyca Carol Oates me ha fascinado desde que leí el primer libro suyo que cayó en mis manos: "Puro fuego".
    "Qué fue de los Mulvaney" fue, no obstante, el primer libro del que tuve noticia cuando se publicó en 1996 o 1997. No lo compré y cuando quise leerlo tras haberme enamorado de la autora, no hubo forma de encontrarlo ni de segunda mano. Tuve que acudir al préstamo interbibliotecario para poder hacerme con él hace tres años.
    Por supuesto ya me he apresurado a comprar el ejemplar correspondiente tras su reedición.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hola Eyra la verdad es que aunque me llama la atención ahora estoy tan centrada en los clásicos, que prefiero sacar mis lecturas del kindle adelante...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Hola, A mi es una autora que me encanta, yo he leído Cartaghe, Mujer de Barro, y El rey de Picas y el libro de relatos Mágico, sombrío e impenetrable. Este lo tengo apuntado. Veremos cuando reabra la biblioteca, que encuentro. Besinos.

    ResponderEliminar
  7. No la conocía, pero me atrae tanto la trama como la ambientación y la época. Anotado.

    ResponderEliminar
  8. Hola! No conocía el libro pero tiene muy buena pinta y la ambientación así que me lo apunto. Muchas gracias por tu reseña, me alegra ver que te ha gustado.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Ya sabes que soy fan de esta autora y esta novela me gustó muchísimo.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Muy de acuerdo. Y es que soy muy fan de la autora, pero además, esta en concreto es de lo bueno lo mejor.
    Su narrativa es impecable.

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  11. Hace ya un tiempo que no leo a esta autora, a pesar de que en su momento me gustó mucho. Voy a tener que volver a ella, a ver si la espantosa apatía que me come se larga de una vez con viento fresco. Cuídate mucho. Un beso

    ResponderEliminar
  12. No se si me termina de convencer. Por el momento lo dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar
  13. No he leído nada de la autora, por ahora no me llama. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola.
    Este libro lo voy a dejar pasar, no me llama mucho y ademas tengo demasiados pendientes y quiero centrarme en ellos. Gracias por la reseña.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  15. No he leído nada de esta autora, pero me ponéis los dientes largos con ella
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Tiene muy buena pinta. Yo tenía por ahí otro título apuntado para estrenarme con a la autora pero este no pinta tampoco nada mal. Besos

    ResponderEliminar
  17. Me da un poco de vergüenza no haber leído nada de esta autora, pero es una de mis grandes pendientes. Cuando miro su obra nunca sé muy bien por donde empezar, pero este libro que traes es uno de los que me llama especialmente la atención. Me gustan este tipo de historia dura y me gustan las ambientaciones familiares en la Norteamérica de los años 70, así que tiene muchas papeletas de ser el primero que lea de la autora. Ya veremos.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  18. Y yo sin leerla. Ya desde la de los mártires tengo anotados en mayúsculas títulos. Este también, pero lo he ido posponiendo por lo gordote que es, aunque me reavivas las ganas.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Hace tiempo que quiero leer a la autora, este título me lo anoto que veo que habláis muy bien de él.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola! No conocía a la autora y aunque por lo que mencionas, no tiene pinta de ser el tipo de libros que disfrutaría, la ambientación y la profundidad de la psicología de los personajes me llama muchísimo la atención, así que no descarto leerlo más adelante.

    Un beso, nos quedamos por aquí como nuevas seguidoras.

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola! No conocía el libro pero ha llamado mi atención. No es el tipo de lectura que suelo elegir, pero tras leer tu reseña tomo nota para futuras lecturas.
    Por cierto, no conocía tu blog y me quedo por aquí.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por la visita y el comentario. Una cosita: no publicaré comentarios que falten al respeto y tampoco aquellos que incluyan enlaces a otros blogs pidiendo seguimiento. Gracias a todos por colaborar!