#68 La niña alemana

noviembre 02, 2016






Título: La niña alemana
Autor: Armando Lucas Correa
Editorial: Ediciones B
Número de páginas: 429
ISBN: 9788466660044
PVP: 20 euros






Sinopsis

Antes de que todo cambiara, la vida de Hannah Rosenthal era de ensueño. Pero ahora, en 1939, Berlín está embanderada de estandartes nazis, su familia ha sido desposeída de sus bienes y los judíos son objeto de persecución. Hannah, de once años, y Leo Martin, su mejor amigo, sellan un pacto: pase lo que pase, ambos compartirán un mismo futuro.
La próxima partida del transatlántico St. Louis hacia Cuba les proporciona una chispa de esperanza. Tras una ardua gestión para obtener visados, los Rosenthal y los Martin se embarcan con destino a La Habana. Pronto empiezan a llegar inquietantes rumores desde Cuba, y la nave que prometía ser la salvación de los refugiados parece a punto de convertirse en su sentencia de muerte. Hannah y Leo se ven enfrentados a una decisión desgarradora...
Siete décadas después, en la ciudad de Nueva York, el día que cumple doce años, Anna Rosen recibe un paquete de Hannah, una tía abuela a la que no conoce y que crio a su difunto padre. En un intento de reconstruir el misterioso pasado de este, Anna y su madre viajan a La Habana para reunirse con la anciana. Hannah les relatará el viaje en el St. Louis, les hablará de sus años en la isla y revelará el modo en que ella y Leo cumplieron con el solemne pacto que sellaron.
Sinopsis ofrecida por la editorial 



Autor

Armando Lucas Correa nació en Cuba. 
Escritor y periodista, actualmente es el jefe de redacción y principal portavoz de People en Español, la revista hispana de mayor venta en Estados Unidos. 
Ha recibido numerosos premios periodísticos, entre ellos el de la National Association of Hispanic Publications y el de la Society of Professional Journalism. 
La niña alemana es su primera novela y se publica de forma simultánea en inglés y castellano.
Vive en Nueva York.
Fuente: solapa interior

Impresiones

Lo primero que llama la atención de este libro es su portada, una preciosidad aunque después de leerlo esa bonita imagen sé que esconde mucho dolor, mucho sacrificio y mucha crueldad y, aun así, sigue pareciéndome bonita porque la historia que vamos a encontrar en La niña alemana duele, es cruel pero en el fondo es una historia bonita.

La niña alemana se divide en cuatro partes en las que a través de Hannah y Anna iremos descubriendo la historia, para mí desconocida hasta ahora, de la primera que no es otra que la historia de los casi mil refugiados que un sábado, 13 de mayo de 1939, embarcaron en el St. Louis buscando una vida mejor.
En la novela vamos a encontrar dos líneas temporales que se van a corresponder con las dos narradoras protagonistas de la historia: Hannah y su sobrina nieta Anna.
La narración de Hannah abarcará desde 1939, año en el que Berlín era una jaula para los judíos o para todo aquel que no fuera "puro", y nos llevará hasta La Habana, concretamente hasta el 24 de mayo de 2014. De su boca conoceremos todas las humillaciones, las injusticias que se cometieron con su familia y con sus personas más cercanas y también seremos partícipes de las consecuencias de esto: vidas rotas, truncadas, rencores y venganzas, todo ello alimentado por el dolor.
Anna, una niña de doce años, también nos irá contando su corta vida en Nueva York, su preocupación por una madre ausente, su amor por un padre que no llegó a conocer pero al que siempre tiene presente en su vida y su viaje a La Habana para conocer a Hannah.   

Desde mi punto de vista, estas voces narrativas han sido un acierto ya que nos transmiten esos momentos crueles de nuestra historia reciente desde el punto de vista de una niña con lo que la narración en sí misma no es tan dura como podría haber sido pero tampoco hace que la historia pierda interés, este libro duele más por lo que intuyes que por lo que cuentan las niñas. 
El autor consigue transmitir toda esa maldad y todas las injusticias y tropelías que se cometieron en nombre de la "pureza" de una raza de una manera sutil, desde la "ignorancia" derivada de la inocencia de la infancia; Hannah y Leo saben que no son queridos, que están "manchados", que los Ogros los persiguen y les quitan sus pertenencias, ven a sus padres preocupados pero, en realidad, somos nosotros, los lectores, los que entendemos qué está pasando en realidad, sabemos la raíz de todo y nos duele y me atrevería a decir que nos duele incluso más porque nos lo cuentan ellos: unos niños que no han empezado a vivir, que no han experimentado casi nada en esta vida y que, muy probablemente, se verán privados de la posibilidad de vivirla como deberían. 

Aun habiendo hecho un gran trabajo de documentación que incluye viajes a los lugares donde se desarrollan los hechos contados en su novela, entrevistas con pasajeros del St. Louis e incluso subir a bordo de un barco en el mismo lugar, el mismo día y a la misma hora en la que lo hicieron 75 años antes los pasajeros del St. Louis, los únicos datos históricos que vamos a encontrar en la novela, excepción hecha de los inherentes a la narración, son los documentos en forma de pequeños telegramas o notas que encontraremos al final de los capítulos de la segunda parte, que es la dedicada a la travesía de Hannah en el St. Louis.

 "Tuve acceso a más de mil documentos originales en el Holocaust
Memorial Museum, en Washington, D.C., como parte de mi
investigación para La niña alemana . Visité el Yad Vashen, en Jerusalén.
Entrevisté a los niños del Saint Louis que sobrevivieron la odisea; viajé
a Hamburgo y me subí a un barco el 13 de mayo, a la misma hora y
desde el mismo puerto del que zarpó el Saint Louis , 75 años antes.
Estuve en Berlín y recorrí las mismas calles por las que deambularon
mis personajes. También visité Auschwitz e incluso regresé a
La Habana." 
(Dossier de prensa facilitado por la editorial) 

En la contraportada del libro se hace referencia a que este libro gustará a los lectores de La luz que no puedes ver, La ladrona de libros o El tren de los huérfanos. No he leído ninguno de estos libros y no puedo comparar pero sí puedo decir que esta novela me ha conmovido, no conocía esta historia ya que normalmente cuando leemos sobre la Segunda Guerra Mundial o la Alemania nazi, estos libros están ambientados allí mismo o en alguno de los países enfrentados en la contienda. La historia de Hannah se aleja de Europa, viaja a América en busca de refugio para encontrar que los tentáculos europeos son capaces de atravesar un océano y alcanzarla.

La niña alemana es una novela que recomiendo sin ninguna duda a todo tipo de lector . Es una lectura conmovedora, el autor nos cuenta los hechos con mucha sencillez, es muy sutil con el lenguaje, mima la historia, a Hannah y a Anna...y como broche final nos regala unas páginas que me han emocionado hasta el llanto.

Agradezco profundamente a la editorial el envío del ejemplar para su lectura y reseña.

Mi calificación: 9/10    
  
Esta reseña participa en el mes temático de la no novela y de la novela infantil y juvenil organizado por Laky en su blog Libros que hay que leer.

 

30 comentarios

  1. Ai si ya le tenía ganas a esta novela, ahora que empiezan a salir reseñas ya la quiero si o si. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Eyra, con esa nota y tu reseña entusiasta, no tengo dudas para leerla. Además, leí La ladrona de libros y me gustó mucho.
    Besos 😘

    ResponderEliminar
  3. Será una de mis lecturas de la semana que viene. Un besote

    ResponderEliminar
  4. Una preciosa reseña. Estoy esperándolo y deseando conocer esa historia tan conmovedora. Ya sabes que a mi todo este periodo histórico me encanta y si además es un episodio desconocido, mejor que mejor, así nos instruimos. La portada es una delicia.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. A mí me han gustado mucho La luz que no puedes ver y La ladrona de libros, así que creo que puede gustarme, sobre todo porque dices que no es una lectura demasiado dura, algo que yo agradezco.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Que ganas de leerla, está esperando en la estantería y no creo que tarde demasiado en hacerle hueco
    Besos

    ResponderEliminar
  7. La tengo desde hace unos días y la leeré en breve. Me enamoré de ella a primera vista y compruebo que con razones

    ResponderEliminar
  8. Después de leer tu reseña espero leer el libro.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me has convencido, la leeré seguro. Besets!

    ResponderEliminar
  10. Paso muy por encima que quiero leerla pronto! A ver si me gusta tanto como a tí!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Me va a encantar cuando la lea seguro.

    Bs.

    ResponderEliminar
  12. Hola Eyra.
    Aunque no he tenido el placer de leerlo todo lo que he escuchado sobre el estado bueno pero ya con tu reseña me he terminado de convencer de que es una buena lectura.

    Me quedo por aquí y te sigo.

    Chispibesitos

    ResponderEliminar
  13. Ya está la reseña? Que velocidad, chata. Te leo en diagonal porque como bien sabes voy, mas o menos, por la mitad. Besos

    ResponderEliminar
  14. Me tiene que llegar, espero que me gusté tanto como a ti
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Paso de puntillas porque será una de mis próximas lecturas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa!
    De momento lo dejo pasar, pero no lo descarto para más adelante, ahora mismo prefiero otras clases de lecturas y esta pinta genial, pero como dices detrás de esa bonita portada se esconde mucho dolor, sacrificio y crueldad, de momento no creo que mi mente este para leerlo. Besotes

    ResponderEliminar
  17. Se agradece que dentro de gran mundo de la Segunda Guerra Mundial se descubra un libro con toques diferentes, la verdad.
    Había visto este libro bastante por las redes sociales. Y como me pasa cuando veo mucho un título, le pongo algún reparo a leerlo de primeras.
    Me lo pensaré, aunque con tu reseña ha ganado puntos.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  18. Con muchas ganas de leerla, solo he visto buenos comentarios!! por cierto desde hoy te sigo! desde: leerenelsur.blogspot.cl
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Sí... dicen que las historias más tristes también son las más bonitas!!!
    Y es que los libros que tocan esta temática, emocionan... Creo que es imposible no emocionarse con este tipo de historias!!!
    Buena reseña!! ;)

    ResponderEliminar
  20. Lo estoy esperando, a ver si llega pronto que tengo muchas ganas de leerlo. Cuando lo termine vuelvo por aquí que he pasado de puntillas por tu reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Me alegro mucho de leer tu reseña. Me gustan este tipo de historias, prueba de ello es que he leído las tres que menciona. Ojalá se cruce en mi camino.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. La verdad es que la historia prometía y veo que te ha encantado, a ver si puedo leerla pronto.

    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Justo hoy comento sobre otro título lo de los libros duros que ganan el corazón.
    Este parece de esos así que no dudo que acabará por caer
    Besos

    ResponderEliminar
  24. La descarté porque la época me parece demasiado dura y no suelo disfrutar de lecturas tan amargas. Creo que a mí no me gustaría tanto como a ti.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  25. ¡Pintaza! Omg... este no me lo puedo perder. Besos.

    ResponderEliminar
  26. Hola, guapa. Excelente reseña. La verdad es que no paro de ver este libro en los distintos blogs que sigo y acabaré leyéndolo. Un besazo. Me alegro de que te haya gustado tanto. ;)

    ResponderEliminar
  27. Muy buena pinta, creo que me lo pensaré
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Esta me apetece muchísimo leerla!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  29. Lo prometido es deuda, una vez terminada la novela ahora sí te he leído en condiciones.
    Lo primero ¿a que parece mentira que no conociéramos este hecho histórico? A mí desde luego sí. Precisamente por este motivo pensé que, al ser un hecho novedoso para mí a pesar de haber leído tanto sobre la época, me impresionaría mucho más. Me ha gustado pero no me he emocionado tanto como creí que me pasaría, Anna me ha gustado mucho, pero Hanna no ha llegado a convencerme del todo.
    Un beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias por la visita y el comentario. Una cosita: no publicaré comentarios que falten al respeto y tampoco aquellos que incluyan enlaces a otros blogs pidiendo seguimiento. Gracias a todos por colaborar!