Las hijas de otros hombres, Richard Stern

abril 05, 2019

Tengo que reconocer, una vez más, que en esta ocasión la frivolidad me ganó la partida y mi atracción por este libro estuvo motivada por su portada, me encantó. Leí su sinopsis y me pareció una lectura diferente así que pensé: "¿por qué no?" y me animé con ella. Hoy os hablo de Las hijas de otros hombres de Richard Stern.

Ficha técnica


Título: Las hijas de otros hombres
Autor: Richard Stern
Traductor: Laura Salas
Editorial: Siruela
Número de páginas: 246
ISBN: 9788417624378
PVP: 19,95 euros

Sinopsis

"Hasta el día en que el señor Merriwether se marchó de casa -un mes después de su divorcio-, los Merriwether parecían una familia serena e ideal". Estamos en verano, a finales de la década de 1960. Las calles de Cambridge, Massachusetts, están llenas de hippies de pelo largo y coloridas prendas, pero el doctor Robert Merriwether, que enseña en Harvard y lleva mucho tiempo casado, no repara lo más mínimo en toda esa vida bullendo a su alrededor. Cultivado, reflexivo, animal de costumbres...Merriwether es todo menos un hombre impulsivo. Por eso es tan extraño, tan deslumbrante e inesperado, que mientras su esposa Sarah está de vacaciones conozca a Cynthia Ryder, y que en poco tiempo profesor y alumna empiecen un intenso romance.

La novela de Richard Stern -discreto clásico moderno de la literatura norteamericana- es un elegante examen de la pasión amorosa, de su epicentro y sus réplicas, de sus devastadoras consecuencias. "Amor", piensa el doctor Merriwether. "Cuántos millares de sentimientos escondía aquella palabra famosa y petrificada, el origen de tanta historia y desorden".

Fuente: Siruela

Impresiones

El profesor Merriwether se queda solo en su domicilio de Cambridge durante un caluroso verano ya que su mujer Sarah y sus hijos se han marchando de vacaciones un lugar más fresco. Merriwether es fisiólogo y está enamorado de su profesión así que no le importa quedarse solo en verano cuando aprovecha para ejercer también como médico en una consulta. Es allí donde conoce a Cynthia Ryder, una joven de edad cercana a la de sus hijos mayores, que acude a la clínica como paciente. Un día se encuentran en la calle casualmente, otro día se vuelven a encontrar hasta que la férrea voluntad del profesor es doblegada por el ímpetu juvenil de Cynthia y acaban iniciando una relación que ni siquiera ellos saben bien adónde les va a llevar.

Robert Merriwether es un hombre atrapado en un matrimonio apagado, un matrimonio ideal de puertas afuera pero cuyo hogar esconde decepciones, sacrificios, desilusiones y silencio, mucho silencio. Él se refugia en su trabajo en el que pasa mucho tiempo, tiempo que no desea pasar en casa. Es un hombre educado, culto, atado a la tradición y con sólidas convicciones morales que empezarán a tambalearse cuando conoce a Cynthia.
Cynthia Ryder tiene veintidós años, veinte menos que su amante, y es un soplo de aire fresco en la vida de la gente que la rodea. Inteligente, curiosa en extremo, independiente y libre de las cadenas tradicionales de la sociedad en la que vive, no duda un instante en seducir al profesor y convertirse en su amante, novia, compañera...aun conociendo las dudas y ataduras que le rodean.
Sarah, la esposa de Merriwether, es una mujer que dejó su profesión, apartó sus ilusiones y se dedicó en cuerpo y alma a sus hijos, su marido y su casa, una casona grande y antigua que no le gusta. Su forma de rebelarse contra todo esto es callar y negar a su esposo el contacto físico lo que la hace estar siempre de mal  humor, cargada de reproches a su marido y representando el papel de esposa "doliente".

Estos tres personajes van evolucionando al tiempo que la historia se va desarrollando. Las impresiones que de ellos nos hacemos al inicio de la lectura no son las mismas con las que la acabamos porque el autor, por medio de un narrador omnisciente, con mucha maestría y un gran dominio del lenguaje, nos va desgranando poco a poco el sentir, la personalidad y las vivencias pasadas de cada uno de ellos para que podamos forjarnos una opinión y juzgar si lo deseamos, cosa que él no hace, lo deja a la plena elección del lector. Algunos pensarán que Merriwether es víctima de la negativa de su esposa a cumplir con los deberes maritales; para otros ella será la víctima del abandono de su marido infiel; los habrá que le echen la culpa a Cynthia por romper un matrimonio....y muy probablemente todos lleven razón porque esta historia nos mueve a analizar y reflexionar sobre el amor y todo lo que rodea a este y dependerá de los ideales y creencias de cada lector el llegar a un veredicto sobre estos personajes.

Durante esta lectura el lector también emprenderá un viaje a una época de cambios, finales de la década de 1960, en la que la tradición coexiste con un nuevo modo de vida que abogará por la libertad, la independencia, la sexualidad y los derechos de las mujeres, todo ello plasmado magistralmente en la novela por medio de su ambientación y, sobre todo, de sus personajes: la tradición la encarnará la familia Merriwether y sus allegados mientras que Cynthia Ryder será el soplo de aire fresco que anuncia una nueva vida. Entre estas dos aguas se moverá el profesor Merriwether quien se ve atraído por Cynthia al mismo tiempo que por el calor de la familia. Nuestro personaje principal albergará muchas dudas durante su proceso de divorcio que le llevarán a preguntarse si es real el amor que siente por su joven amante.

Las hijas de otros hombres es un libro que yo calificaría como "especial"; no es lo que a primera vista puede parecer ya que no nos narra la historia de amor entre un hombre maduro y una jovencita sino que nos hace partícipes de la transición de unos valores sociales a otros, de las grietas que amenazan a una familia hasta romperla, del duro proceso del divorcio y de la grandeza del amor. Tampoco es una novela de lectura fácil ya que cuenta con una prosa elaborada con la que el autor hace gala de un alto dominio del lenguaje y nos muestra la riqueza del mismo. Si os atrevéis a leer algo diferente, esta es vuestra novela. 

Imagen tomada de Google


23 comentarios

  1. ¡Hola! No me asusta la riqueza del lenguaje en las novelas, todo lo contrario (y más después de leer "Los asquerosos", jeje). Prefiero los libros complicados de leer a esos que la gente describe como "los que no te hacen pensar". Aunque es muy probable que sin haberte leído nunca me hubiera fijado en esta novela.
    Pero bueno, igual si la pillo por la biblio (lo que más me atrae es lo que dices de su prosa)
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes que de primeras no me atrajo esta novela sin embargo después de leer tu opinión he cambiado de idea, me parece una lectura que sí disfrutaría, sí, parece un libro especial de los de paladear.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. No te leo que la tengo para esta semana. Espero que coincidamos.

    ResponderEliminar
  4. Me apetece mucho desde que le eché el ojo, y eso que no sabía muy bien qué esperar. Después de leerte me sigue llamando mucho aunque creo que es un libro para pillarlo de un ánimo lector muy específico. Apuntadísimo.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  5. Pues te hago caso y me la anoto como lectura especial, la verdad es que la historia pinta bien y creo que la disfrutaría ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Pues me estaba pareciendo una historia como otras tantas de matrimonios que no funcionan y la amante que aparece en el momento más oportuno, hasta que hemos llegado a la época y con eso me has convencido, porque eso lo cambia mucho, le da la el toque diferente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. A mi me gustan estas lecturas "especiales", y me gusta lo que cuentas así que si me la encuentro por ahí, seguro formará parte de mi estantería.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Pues no era una novela que me llamase mucho, pero me has hecho cambiar totalmetne de opinión.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. No te digo que no, pero también te digo que no tengo yo cabeza ahora para lecturas especiales. La apunto para otro momento.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué estupenda propuesta!
    Ya está en lista de deseos, por tu reseña y por su portada, porque al igual que a ti, a mí también se me conquista por los ojos :)
    Muchas gracias por traerla!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  11. Pues me estás tentando... no me había fijado en esta novela, a mí no me llamó la atención la portada y por eso no busqué más, pero me has picado la curiosidad y aunque creo que para mí ahora no es buen momento, tomo nota para más adelante.
    un beso

    ResponderEliminar
  12. El libro tiene una pinta genial. No tuvo que ser fácil un amor de esas características en esa época.
    Pero hay algo que no entiendo ¿por qué siempre hay que esperar que aparezca una tercera persona para darnos cuenta de que no funciona algo? ¿y si lo sabemos por qué no tomamos medidas antes?
    Filosofeando como el protagonista me he quedado.
    B7s
    Leo la lluvia caer

    ResponderEliminar
  13. Cuántas veces me he guiado solo por una portada, a veces me sale bien y otras regulinchi 😅
    Es más fácil que una tercera persona apresure las cosas a tener que tomar una decisión 🙄

    Besitos cielo 💋💋💋

    ResponderEliminar
  14. Me llama bastante lo que cuentas, la portada me parece maravillosa, así que entiendo tu ataque de frivolidad, y oye, ¡al final salió bien!
    Besos

    ResponderEliminar
  15. No lo conocía, y tomo nota, especialmente por el estilo narativo que comentas. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Tomo nota de este lectura pues creo que podría disfrutarla como tu, pero tendrá que ser más adelante cuando desatasque un poco los que tengo esperando desde hace tiempo.
    Gracias por la recomendación, besitos.

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola, Eyra!,
    Había visto esta novela pero no sabía muy bien qué esperar de ella.
    Ya veo que es todo un clásico.
    Me parece muy interesante todo lo que comentas sobre los personajes, porque creo que son situaciones reales y conflictos ante los que se enfrentan multitud de personas.
    Me lo llevo apuntado para leerlo en el futuro.
    Muchas gracias por la reseña.
    Un besito de tinta y hasta pronto :D

    ResponderEliminar
  18. La apunto sin duda pero no para ahora. Con tanto trajín no tengo la cabeza para lenguajes tan ricos.

    Bs.

    ResponderEliminar
  19. Aunque no tiene mala pinta, de momento no creo que la lea, demasiado pendiente que me llama más.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Pues no te sé decir la verdad. La veo para otro momento. Besos

    ResponderEliminar
  21. Hola. Yo la leería sin dudarlo, la editorial me gusta mucho y leer algo diferente sienta genial.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  22. Uf, ya sabes que yo no soy mucho de novelas intimistas y de personajes...Va a ser que voy a pasar.

    ResponderEliminar
  23. Hola, Eyra!
    Ay, me siento como un gato en el palomar, con tantas mujeres haciendo comentarios.
    Lo cierto es que vine hasta aquí porque no sólo lo tenía apuntado cuando lo vi hace poco en otro espacio, sino que me tomé la molestia de adquirir un ejemplar de segunda mano, de una edición anterior. El verlo en tu lista de más visitados espoleó mi curiosidad.
    Tus líneas refuerzan mi intención de hacerle un lugar en breve, sobre todo por la época en que está ambientada la historia.
    Gracias por compartirnos tus opiniones.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por la visita y el comentario. Una cosita: no publicaré comentarios que falten al respeto y tampoco aquellos que incluyan enlaces a otros blogs pidiendo seguimiento. Gracias a todos por colaborar!