La caja negra, Amos Oz

febrero 18, 2019

Mucho había visto el nombre de este autor por las redes, mucho me llamaba también la atención pero nunca me animé con él. Al ver el título de esta novela decidí animarme con ella, no sé bien por qué pero fue el título lo que me decidió y no me ha defraudado. Hoy os hablo de La caja negra de Amos Oz.

Ficha técnica


Título: La caja negra
Autor: Amos Oz
Traductor: Gracia Rodríguez
Editorial: Siruela
Número de páginas: 283
ISBN: 9788417308896
PVP: 19,95 euros

Sinopsis

"Querido Alec: Que no hayas destruido esta carta al reconocer mi letra en el sobre prueba que la curiosidad es más poderosa que el odio. O que tu odio necesita carne fresca". Es este el deslumbrante comienzo de La caja negra, considerada por la crítica internacional como una de las mejores novelas de Amos Oz. Alec e Ilana no se hablan desde hace siete años. El divorcio ha sido muy duro, las emociones, crueles. Él se ha mudado a los Estados Unidos y se ha hecho famoso por sus estudios sobre el fanatismo; ella se ha quedado en Israel y ha vuelto a casarse con un ortodoxo. Tienen, sin embargo, un hijo en común, Boaz, que el padre ignora como ofensa a la madre. El joven es un adolescente inquieto, que ha sido expulsado del colegio por su actitud violenta. Ilana, después de largos años de silencio, escribe a Alec para pedirle ayuda...

Igual que la caja negra de los aviones contiene el registro de los accidentes aéreos, las cartas que se intercambian los personajes desvelan las razones de sus fracasos. La mujer infiel, el marido arrogante, el hijo rebelde: todos se hacen daño a sí mismos y a los demás en su lucha por la existencia en un país sin compasión.

Fuente: Siruela

Impresiones

Alec e Ilana se casaron jóvenes y enamorados, tuvieron un hijo y su matrimonio acabó con un desagradable divorcio provocado en gran medida por las constantes infidelidades de ella. Alec se marchó de Jerusalén, se hizo famoso y, aparentemente olvidó a Ilana y a Boaz, el hijo que tenían en común. Ilana también rehizo su vida, se casó con un judío ortodoxo, Michael Sommo, con el que tuvo una hija. 
Cuando Boaz siendo aún casi un niño empieza a mostrar un comportamiento violento en el colegio, Ilana decide ponerse en contacto con Alec con la excusa de pedirle ayuda; Alec, reacio a cualquier contacto ella, la remite a su abogado y amigo Manfred Zakheim para que trate cualquier asunto relacionado con Boaz.

Así empezará un continuo cruce de cartas ya no solo entre Alec e Ilana sino también entre este y Sommo, quien a su vez se escribe con Boaz que también cruzará alguna misiva con su padre; Zakheim también intercambiará misivas y telegramas con los demás personajes e incluso Rahel, hermana de Ilana, cruzará letras con su hermana. Todas estas cartas y telegramas darán forma a esta novela, una novela espistolar por medio de la cual iremos conociendo las vidas presentes y pasadas de nuestros protagonistas, sus porqués, sus miedos, sus anhelos hasta llegar a conocer en profundidad a todos ellos.

Una prosa elaborada y cuidada, estructurada en frases largas y en ocasiones complejas será una constante en las cartas en las que cada protagonista contará su historia, su verdad y lo que para él es lo justo; la nota discordante en esta prosa compleja serán las cartas que escriba Boaz, cartas que estarán plagadas de faltas ortográficas y sintácticas reflejo de la deficiente educación del muchacho y de su falta de interés por ella. El ritmo de esta novela es lento; esto viene propiciado por la gran extensión de algunas de las cartas y también por las reflexiones que se van desvelando en ellas. Yo he ido compaginando esta lectura con otras, degustándola poco a poco.

Muchos son los temas que tratarán nuestros personajes en su correspondencia: Alec intenta distanciarse de una realidad que le acecha y que tenía apartada en su cabeza; en un momento difícil de su vida se mostrará firme al principio aunque esta firmeza irá cambiando a medida que se va desarrollando la novela. Por su parte Ilana nunca ha dejado de amarle y hará cualquier cosa para que Alec entienda por qué se comportó de la manera en la que lo hizo en su divorcio aun sabiendo que haciéndolo lo perdería todo; ella quiere que conozca a su hijo y también que la entienda y la perdone a ella. Michael Sommo (he odiado a este personaje) se nos muestra en principio como un marido enamorado, un padrastro abnegado y una persona respetable para ir degenerando en una persona ambiciosa, ávida de dinero y poder, a punto de caer en el abismo del fanatismo religioso. Boaz es un chico independiente, que desprecia a su madre e ignora a su padre; un joven que quiere vivir su propia vida pero necesita dinero para ello por lo que se verá obligado a aceptar algunas cosas que no serán de su agrado.

En cuanto a la ambientación de la novela, Amos Oz nos muestra un bello lienzo en el que refleja la realidad de la época: la situación de las mujeres, la importancia de la religión y la hipocresía que está presente en torno a ella. La forma de vida de una sociedad tan distinta a la nuestra que habrá cosas que nos sorprendan y otras que no llegaremos a comprender del todo.

La caja negra es una novela epistolar que comparte rasgos de novela coral con otros de novela costumbrista. Una novela de ritmo lento, muy bien escrita y con unos personajes que no nos dejarán indiferentes. Una novela para leer poco a poco e ir reflexionando sobre lo que nos cuenta. Una novela que a mí me ha gustado mucho pero que reconozco que no es el tipo de novela que pueda gustar a todo el mundo. 

Imagen tomada de Google
 

21 comentarios

  1. ¡Hola Eyra! Contada por ti suena bien. La prosa compleja no me asusta (de vez en cuando me apetecen libros de esos que están tan bien escritos...), aunque lo del ritmo lento...
    Le echaré un vistazo por la biblioteca
    Besos

    ResponderEliminar
  2. La leí hace años en el club de lectura y aunque hubo alguna cosilla que no me convenció en general me gustó mucho. Besinos.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, yo "leí" un libro de este autor hace años, lo pongo entre comillas porque no pude con él. La prosa compleja no me preocupa si el tema de fondo de la novela me interesa, lo que no me atrae en exceso es que sea epistolar. Creo que no me voy a animar.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Creo que hay un libro para cada momento y un momento para cada libro; el autor me gusta, su prosa compleja me gusta y su ritmo lento me gusta, no sé si ahora sería el momento adecuado, pero desde luego que algún momento para este libro abrá 😉

    Besitos preciosa 💋💋💋

    ResponderEliminar
  5. Me encanta el género epistolar, aunque en este caso lo del ritmo no sé yo, con lo dispersa que estoy últimamente... Aún así me lo apunto aunque antes debería dar salida a Una pantera en el sótano que está criando polvo en casa desde hace años.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Qué sea una novela epistolar me gustó mucho, no tiene mala pinta.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Es un autor que también he visto mucho, de hecho recientemente ha fallecido. Y quizás ese triste motivo, es lo que ha hecho que quiera acercarme a sus letras. Tendré que echar un vistazo a sus títulos, pero no descartaría probar con este libro. Tiene cosas interesantes a pesar de ser una lectura algo lenta ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que no me llama mucho, y que sea epistolar además del ritmo que mencionas, me hace descartarla.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Lo intenté con otra novela pero no tuve tanta suerte. Igual era demasiado joven. La verdad que la historia es interesante y también el marco cultural pero creo que se me haría pesado por el tema cartas y el estilo. No me veo ahora con ella pero me la guardo para el futuro porque el autor me llama la atención mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. No me animo con esta lectura y eso que las novelas epistolares me gustan, pero el resto de lo que cuentas no me atrae mucho. Besos.

    ResponderEliminar
  11. La novela epistolar suele gustarme y por lo que cuentas de esta historia y sus personajes creo que puedo disfrutarla, así que me la apunto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Tenía que venir a leer la reseña bien después de haber visto la foto en instagram. La verdad es que me atrae muchísimo y me parece original y diferente
    Un beso!

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa, pues la verdad es que no me llama la atención... Lo dejo pasar.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. Hola. Interesante lectura, tomo nota para buscar más información.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. La verdad es que la historia parece tremenda y ya imaginaba que no era una novela fácil, pero me llama la atención y me la voy a llevar anotada para otro momento en que esté más relajada y quizá animarme. Tengo curiosidad por conocer a este autor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, se me olvidaba, menuda reseña. No creo que haya sido fácil hacerla.

      Eliminar
  16. Es verdad que quiero probar al autor, pero la verdad es que no me veo ahora mismo con él, quizá más adelante
    Besos

    ResponderEliminar
  17. No es un libro que hubiera elegido para mi para una lectura. Pero el hecho de que transcurra entre cartas me llama mucho la atención.
    B7s

    ResponderEliminar
  18. A great post! < 3
    I am following you and invite you to me
    https://milentry-blog.blogspot.com

    ResponderEliminar
  19. Amos Oz murió no hace mucho. Su literatura no es fácil, pero sí es buena. No he leído este título, creo que sería una buena manera de homenajearle tras su muerte. Para el grupo de lectura al que acudo quizás sea una buena propuesta.
    Gracias y besos

    ResponderEliminar
  20. Me gusta el género porque me resulta ágil pero luego, hay ciertas cosas de las que comentas que no me hacen chiste la verdad. Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por la visita y el comentario. Una cosita: no publicaré comentarios que falten al respeto y tampoco aquellos que incluyan enlaces a otros blogs pidiendo seguimiento. Gracias a todos por colaborar!