La Guerra de las Dos Rosas. Trinidad #38

julio 06, 2017

Hace muy poco os hablaba de la primera entrega de esta interesante saga La Guerra de las Dos Rosas. Tormenta, novela que me gustó mucho, tanto que decidí leer inmediatamente la segunda entrega y hoy os traigo mis impresiones sobre ella.

Ficha técnica


Título: La Guerra de las Dos Rosas. Trinidad
Autor: Conn Iggulden
Traductor: Gemma Deza y Miguel Alpuente
Editorial: Duomo ediciones
Número de páginas:521
ISBN: 9788416634491
PVP: 19,90 euros

Sinopsis

Un reino. Dos familias. Treinta años de guerra.                                                                                     1454. Mientras los traidores avanzan, la reina debe resistir. ¿Quién ganará la batalla por el trono? ¿Qué sacrificarán las casas de los York y de los Lancaster en nombre de Inglaterra? Cada uno debe decidir dónde yace su lealtad y dónde su renuncia.                                                                                  Un trono por el que se vive o se muere.

Impresiones

Después de los acontecimientos acaecidos en la anterior entrega las semillas de una nueva guerra por el trono de Inglaterra no tardan en llegar. La salud de Enrique VI no mejora y su esposa la reina Margarita ha de tomar las riendas del país ante la creciente amenaza encabezada por Ricardo Plantagenet, duque  de York y primo del rey.

Enrique VI se encuentra en estado catatónico; se desconocen las causas y también la cura, lleva más de un año en ese estado y los que le rodean no ven muestras de mejoría por lo que pierden las esperanzas de una recuperación. No conoce a su hijo Eduardo y, por supuesto, tampoco las intrigas que se están llevando a cabo para apartarle de su trono. En medio de esta situación poco halagüeña se encuentra Margarita quien no es ya la joven inocente que conocimos sino que se nos revela como una mujer fuerte, decidida, a veces fría y con una gran habilidad para anticipar y solucionar situaciones. La reina se rodea de los nobles afines al rey, en los que confía pero no pondría la mano en el fuego por casi ninguno de ellos, la vida le ha enseñado que no se puede confiar ciegamente en nadie. Luchará por los derechos de su marido pero, sobre todo, luchará por los derechos de su hijo Eduardo, príncipe de Gales, heredero del trono de Inglaterra.

Por su parte, el duque de York va aumentando su poder ya que su gobierno del país durante la enfermedad del rey está siendo bastante bueno y las gentes le están agradecidas. Encuentra en Richard Neville, conde de Salisbury y en su hijo Richard, conde de Warwick sus dos principales apoyos  y, agazapados, esperan el momento para dar el golpe maestro para alcanzar el trono de los Lancaster. 

Esta situación cambia cuando el rey despierta de su letargo con una lucidez y un entendimiento desconocidos en él; aunque débil aún debido a su larga enfermedad decide tomar las riendas de su dividido país y enfrentarse a aquellos que pretenden arrebatárselo. Apoyado siempre por sus hombres más fieles entre los que destacan Derry Brewer, jefe de sus espías, y Humphrey Stafford, duque de Buckingham, irá al encuentro de su primo para despojarle de todos los derechos y poderes que él mismo se arrogó tiempo atrás. 

A partir de este momento vamos a asistir una lucha encarnizada y ferviente por el poder. Alianzas, pactos, lealtades y traiciones y batallas, muchas batallas, serán los elementos que encontraremos en esta novela. Esto último es lo que menos me ha gustado de esta magnífica novela; no soy mucho de batallas y menos aun de leer sobre batallas y, a pesar de que el autor sabe cómo narrarlas para que no decaiga nuestro interés, en algún momento he llegado a estar un poco saturada de ellas. 

Los personajes principales serán básicamente los mismos que en Tormenta pero veremos una evolución en ellos. Esta evolución se nota sobre todo en Margarita, la reina. La conocimos como una joven que muy poco sabía de la vida y que fue obligada a casarse con un hombre al que no conocía y ahora nos vamos a encontrar con una mujer fuerte y decidida que ha logrado hacerse respetar y oír en un mundo de hombres. 
Otro personaje que nos era prácticamente desconocido y que ahora vamos a conocer un poco más, aunque no mucho, es el rey Enrique VI. Conocíamos al pusilánime Enrique que pasaba el día rezando por su país pero no se atrevía a entrar en acción; un joven tan apocado que sus decisiones debían ser tomadas por sus consejeros. Después de su letargo, veremos a un Enrique más decidido, que toma las riendas del gobierno de su país y nos muestra retazos de su determinación.
Al igual que en el primer libro de la saga, al principio de la novela encontramos los árboles geneálogicos de las distintas casas existentes en Inglaterra en esos momentos y también la dramatis personae de la novela. 

Si en Tormenta conocíamos territorios de Francia e Inglaterra, en Trinidad vamos a viajar por Inglaterra con una breve estancia en Escocia. La ambientación de esta novela está muy bien conseguida y narrada de tal forma que parece que estés en campo abierto contemplando la batalla desde una colina o sentada al lado de la chimenea en los salones de palacio escuchando las siempre interesantes conversaciones entre unos y otros donde se van a forjar las alianzas y los acuerdos que decidirán el futuro de Inglaterra.
Una prosa ágil, sin artificios y unos diálogos amenos en boca de un narrador omnisciente irá descubriendo al lector unos hechos históricos salpicados de ficción que fueron, en mi opinión, decisivos para el futuro de Inglaterra. 
Como he comentado anteriormente y, a pesar de la pericia del autor para narrarlas, en este libro abundan las batallas sangrientas, asistiremos a  un toma y daca entre los dos bandos, el de York y el de Lancaster, que en algunos momentos me ha resultado pesado aunque lo considero necesario para entender el desarrollo de la historia.

Muchos os preguntaréis si es necesario leer la primera entrega de la saga para leer esta y en mi opinión aunque no es imprescindible sí es recomendable para un conocimiento más profundo de los personajes y de las cargas que estos llevan sobre sus hombros y les condicionan a la hora de actuar en muchas ocasiones. Si además gustáis de la novela histórica os aconsejo que no dejéis pasar Tormenta porque es una novela muy interesante.

La Guerra de las Dos Rosas. Trinidad nos narra la lucha por el trono de las dos casas más importantes de Inglaterra, la casa York y la casa Lancaster. Una novela llena de aventuras, batallas, intrigas palaciegas, lealtades y traciones que nos regalará una lectura amena e interesante que recomiendo sin dudar, sobre todo a los amantes del género histórico.  



 


19 comentarios

  1. Pues ya estamos preparadas para leer Estirpe.Yo me estoy divirtiendo mucho con esta saga.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Compartimos mas o menos las sensaciones, a mi por ejemplo si que me gusta las batallas y como los narra este autor es sublime. Tengo ganas de leer la tercera parte. Besos

    ResponderEliminar
  3. Leí el verano pasado el primero y este verano quiero leer el segundo. Veo que te ha gustado y que la novela está al mismo nivel que la anterior, por lo que estoy segura que me gustará :-)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Con este de momento no me animo porque me cuesta comenzar nueva saga y el conflicto me tira un poco hacia atrás, a pesar de vuestras buenas impresiones.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Coincidimos en impresiones. Me gustó mucho aunque me resultaron excesivas las escenas de batallas. Y Margarita tiene un papelón.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo ya lo pasé fatal estudiando a estas familias en la universidad, y creo que tuve suficiente, jajaja. Como la histórica no es lo mío, me sigo resistiendo a esta saga, lo cual no deja de ser un alivio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Son unos libros que me llaman pero me da mucha pereza ponerme con la saga. No sé que haré.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  8. Tengo el primero en casa desde hace tiempo, pero como no soy muy de histórica lo voy dejando atrás. A ver cuándo me pongo con él, y si me gusta, sigo con este.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. La histórica no suele tentarme, y de momento con estas no me animo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pues a pesar de vuestras buenas impresiones, dejé pasar esta saga por falta de tiempo y ahora ya me da pereza ponerme con ella. Me alegro de que la hayas disfrutado.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Esta novela es de las que me gusta pero si llego a ponerme con ellas (dado que se trata de una sega) será con el tiempo, ya que ya voy tarde. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola carinyet!
    Dejé pasar esta historia en cuanto vi que era una saga, la pereza me venció; leo vuestras reseñas y me llama mucho la atención, pero veo mi lista de pendientes y la pereza vuelve a mi.

    Tal vez algún día...
    Muchos besitos! 💋💋💋

    ResponderEliminar
  13. Apenas conocía nada de todo este episodio de la historia de Inglaterra, pero gracias a esta saga me estoy poniendo al día. Besos y a por la tercera entrega

    ResponderEliminar
  14. No me voy a animar con esta saga, me dan cada vez más pereza.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Lo disfruté, se me hizo más ameno que el anterior porque hay más intrigas palaciegas
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Sé que te está encantando esta saga pero yo no me veo con ella, sobre todo porque hace mucho tiempo que no leo histórica y que sea saga me echa para atrás. Me alegro de que lo disfrutaras tanto guapa.

    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Con la primera vi que no era para mí. Así que no sigo la trilogía.

    ResponderEliminar
  18. Hace tiempo que no leo histórica como tal y, por lo que comentas, esta novela no pinta nada mal, pero... el hecho de que sea una saga y haya que esperar a que salga el siguiente me echa un poco para atrás. Aún así la apunto 😀.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  19. Ahora no me planteo ponerme con una saga. Este lo dejo pasar. Un besote!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por la visita y el comentario. Una cosita: no publicaré comentarios que falten al respeto y tampoco aquellos que incluyan enlaces a otros blogs pidiendo seguimiento. Gracias a todos por colaborar!